Daños en el dique de Puerto de Vega y las instalaciones cerradas en Luarca del Museo del Calamar, anegadas por el agua

La Agencia Estatal de Meteorología mantiene activa la alerta naranja por fuerte oleaje para mañana, jueves, en el Cantábrico, con olas de 6 a 9 metros, según la previsión de Aemet. A lo largo de la jornada de hoy se han alcanzado picos máximos como el registrado a las siete de la mañana en la boya de Puertos del Estado, en Gijón, donde hubo olas de hasta 12 metros de altura.

La temperatura máxima de este miércoles llegó a los 16 grados centígrados, al filo de la medianoche, en Mieres mientras que la mínima fue de 0,3 grados bajo cero en Leitariegos y Pajares, a media tarde. Las rachas de viento más fuertes corresponden a Cabo Peñas, cerca de 90 kilómetros por hora, registradas a las tres de la mañana en este enclave costero.

En el litoral occidental, las olas han golpeado con fuerza a lo largo de la jornada. La flota pesquera permanece amarrada en los puertos y en zonas como Puerto de Vega se han registrado daños en el dique. Y en Tazones (Villaviciosa), a lo largo de la tarde se ha registrado gran expectación por el oleaje, con muchos asistentes realizando vídeo y fotos. A uno de los presentes una ola le dio un baño casi de cuerpo entero pero la principal preocupación entre los vecinos es para la próxima pleamar, a las 5.40 de la madrugada.

En Luarca, las instalaciones clausuradas por temporales anterior del Museo del Calamar gigante fueron rebasadas por el oleaje en varios momentos de la jornada.

Fuente:
La Nueva España