Caunedo dice que el PP cumple su programa y celebra que el Estado financie el proyecto, pero pide que sea una vía urbana

El concejal del PP Fernando Fernández-Ladreda preguntó en la comisión de Urbanismo por el proyecto para convertir la actual conexión peatonal entre Fitoria y Prados de la Fuente en un acceso rodado. La concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, le respondió con un «visto lo de hoy, se nos ha caído». ´Lo de hoy´ es el acuerdo entre PP y Foro para incluir en los Presupuestos Generales del Estado medio millón de euros para un nuevo estudio informativo de la Ronda Norte, que correría justo por encima de la conexión de marras. Ayer, todos los grupos, salvo el PP, rechazaron el acuerdo. «El proyecto de Ronda Norte que el PP y Foro desentierran a través del estudio informativo está obsoleto y es extremadamente agresivo con el monte Naranco», valoró el alcalde, Wenceslao López.

Palabras similares salieron del resto de grupos municipales, tanto del gobierno como de la oposición. «No nos parece una propuesta seria», sostuvo el concejal de Urbanismo, Nacho del Páramo, que instó al Gobierno a dedicarse a cosas más útiles para la ciudad como facilitar la reversión de los terrenos de la fábrica de La Vega. En términos parecidos, la portavoz municipal de IU, Cristina Pontón, sostuvo que «este proyecto es una obra faraónica», con un diseño «obsoleto y que ya fue descartado por los vecinos hace tiempo». Pontón resaltó que «Foro desconoce las necesidades de Oviedo como también las de Asturias con su propuesta de vía de uso único para pasajeros en la variante de Pajares».

Desde la oposición, Luis Zaragoza, concejal de Ciudadanos, insistió en que la solución para el grave problema de tráfico de la zona oeste de la ciudad «no pasa por enfangarse en obras faraónicas tipo Variante de Pajares construyendo una Ronda Norte costosísima, interminable y con un enorme impacto ambiental». Defendió hacer un enlace a la autopista entre Las Campas y La Pixarra, «perfectamente viable y que daría salida a esa zona que ha crecido sin planificación urbanística por la irresponsabilidad de sus gobernantes».

Hubo incluso coincidencia en pedir a Fomento que estudie alternativas: «Lo primero es sentarnos con el Estado para que nos expliquen qué quieren hacer», insistió Del Páramo, porque «existen alternativas en las que trabajamos». Pontón recalcó que el gobierno local valora «diferentes conexiones que alivien el tráfico sin recurrir a macro-proyectos que quedan fuera de nuestro modelo de municipio más sostenible». Y también el alcalde: «Desde el Ayuntamiento mostramos nuestra plena disposición para sentarnos a discutir una alternativa ofrezca una solución viable y sostenible», ofreció López.

Solo el PP quedó al margen del consenso general. Su portavoz, Agustín Iglesias Caunedo, presumió de que «el programa» en su partido «es un contrato que se firma con los ciudadanos» y recordó que la Ronda Norte venía en el programa de su formación. Puede ser, pero en 2015, los populares pidieron el voto a los ovetenses con dos modelos de ronda. En coalición con Foro, los candidatos al Congreso hablaban de prolongar el diseño existente como una autovía entre el HUCA y la A-63. Caunedo llevaba en su programa una ´ronda verde´, que salvo un viaducto, empleaba las calles actuales como conexión.

Ayer celebró que haya financiación estatal, «como siempre he defendido», para mejorar las conexiones de la zona oeste, pero insistió en su modelo: «La Ronda Norte se ha de plantear como una calzada urbana y no como una autopista con mediana como estaba previsto en su día» para preservar el Naranco.

Admitió que «la evolución urbanística de Oviedo en estos veinte años» choca con «el proyecto inicial». En especial, al plantear la conexión de la ronda con la AS-II en la glorieta Luis Oliver, «dado que la única preocupación del Principado es proteger al concesionario» de la citada autovía. Como alternativa, plantea «una conexión en La Corredoria a una calle urbana. La Malata podría ser una buena opción». Pidió «la confluencia» del Ayuntamiento y el Principado, «para garantizar definitivamente la viabilidad de este imprescindible proyecto».

Elconcejal de Economía, Rubén Rosón, le recordó, sin embargo, que ya «descartó ese proyecto por inviable, proponiendo alternativas verdes que resultaron una chapuza». Todos los grupos pactaron renunciar al proyecto de Ronda Norte en la revisión del PGOU.

La líder de Foro, Cristina Coto, replicó de tarde que el rechazo del «tripartito» a la enmienda por la que se destinan 500.000 euros para el proyecto de la circunvalación de la Ronda Norte no es «raro», sino que lo raro hubiera sido la postura contraria. En esa línea, denunció que Asturias «padece la izquierda más reaccionaria de España con un nido propio en el Ayuntamiento de Oviedo». Además, ha señalado que esta izquierda está «en contra de todo lo que genere progreso para el Principado de Asturias».

Fuente:
El Comercio digital