PSOE, Podemos y Ciudadanos instan al Gobierno a iniciar el servicio de viajeros y mercancías en 2018

PSOE, Podemos y Ciudadanos hicieron ayer frente común en el Congreso de los Diputados para exigir al gobierno de Rajoy la puesta en marcha de la variante de Pajares en 2018, así como el compromiso de continuar las obras que permitan dar servicio al tráfico mixto de viajeros y mercancías.

La proposición no de ley presentada por Ciudadanos, con enmiendas de los socialistas y la formación morada, obtuvo el voto en contra tanto de Partido Popular como de Foro. El pasado mes de marzo, el Ejecutivo aceptó la petición de Foro de dotar a la variante de ancho internacional, tal y como se había comprometido en el acuerdo electoral con el que ambas formaciones concurrieron a las últimas elecciones generales. «Es un disparate, burla y atentado a los intereses de Asturias», manifestó Ignacio Prendes, diputado de Ciudadanos, sobre la decisión de reemplazar el ancho ibérico por el internacional. Prendes recordó que en la obra se ha acometido una inversión de 3.500 millones de euros «de todos los españoles y europeos». Por su parte, el socialista Antonio Trevín advirtió de que «no tiene ni pies ni cabeza invertir esos millones para que circulen doce trenes al día», cantidad de convoyes de viajeros que, estima, usarán la variante. Desde Podemos, Segundo González reclamó una auditoría social y económica de la obra, así como compensaciones para las zonas afectadas.

El parlamentario Isidro Martínez Oblanca, de Foro, resaltó el «orgullo» de su partido por haber conseguido que Asturias no sea un «gueto ferroviario» y la única comunidad excluida de la alta velocidad en ancho internacional. Asimismo, afeó a los firmantes de la proposición no de ley de «trío de conversos». Por su parte, el PP acusó al PSOE, a través del diputado Ramón García Cañal, de su constante oposición a la variante, antes incluso de que se planteara la alta velocidad ferroviaria.

Fuente:
El Comercio digital