El PP se suma a la petición de Xixón Sí Puede para abandonar la sociedad y califica de «globo sonda» el anuncio del interés de empresas por instalarse

El equipo de gobierno local no se desentenderá de sus obligaciones como socio en la Zona de Actividades Logísticas de Asturias (ZALIA) en el año que le queda de mandato. El plan económico-financiero del Ayuntamiento de Gijón, que incluye las medidas de ajuste para corregir el incumplimiento de la regla de gasto en 2017, lo refleja bien claro. El documento entregado a los grupos por la concejala de Hacienda, Ana Braña, reserva 3,5 millones de euros para cumplir la parte que le corresponde de préstamos participativos a favor de esta entidad participada por el Principado y los ayuntamientos y los puertos de Gijón y Avilés. En concreto, se consignan unas aportaciones de 1.687.200 euros en 2018 y de 1.829.130 euros en 2019 para cubrir las amortizaciones anuales de la deuda principal y de los intereses de créditos bancarios de esta sociedad pública gestionada actualmente por la Autoridad Portuaria de Gijón.

A efectos de la regla de gasto estas aportaciones se consideran gasto no financiero, a pesar de figurar contabilizadas en el capítulo VIII de activos financieros. El Ayuntamiento también tiene dentro del plan financiero definido el dinero que destinará a gastos relacionados con Gijón al Norte y el nuevo convenio firmado para el plan de vías (3.251.000 euros en 2018 y 1.402.500 euros en 2019). A estos compromisos de gasto que se vienen arrastrando desde hace años se añaden como novedad en el plan financiero nuevas aportaciones a beneficio de la Fundación Laboral Centro de Arte y Creación Industrial (315.863 euros en 2018 y 172.402 euros en 2019).

No ha habido pronunciamiento oficial al respecto sobre la petición de Xixón Sí Puede para que el Ayuntamiento abandone la ZALIA y denuncie el convenio de la sociedad. Sin embargo, a día de hoy es imposible que el equipo de gobierno apoye abandonar la zona logística a su suerte y exponerse con ello a abrir un conflicto con el Principado a un año de las elecciones. Un conflicto que enturbiaría además las relaciones con Fernando Lastra, el consejero de Infraestructuras con quien Foro mantiene una buena relación por su cooperación institucional en asuntos clave como el plan de vías, el PGO y la contaminación atmosférica.

Foro no quiere enturbiar su relación con Fernando Lastra a un año de las elecciones

Además las llamadas desde la oposición para batirse en retirada de la ZALIA coinciden con un momento en que hay al menos empresas interesadas en adquirir parcelas en la primera fase desarrollada sin contar los 7.000 metros cuadrados vendidos de forma efectiva por la patronal del transporte Asetra. Por un lado una compañía nacional está interesada en adquirir una parcela de 100.000 metros cuadrados en la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias. El grupo inversor visitó la semana pasada los terrenos acompañado del presidente de la Fade, Belarmino Feito, y se reunió con la Autoridad Portuaria de Gijón para informarse sobre la condiciones de venta. Se trata de una operación que tiene muchos visos de prosperar según las fuentes consultadas y se suma a la oferta realizada a finales del pasado año por la empresa gijonesa Norteña de Comercialización Siderúrgica. S. A. (Norsider) para adquirir otra parcela de unos 30.000 metros cuadrados en este ámbito de San Andrés de los Tacones. Norsider está intentando negociar una rebaja del precio de 59 euros por metro cuadrado que se le ofrece desde el Puerto para acabar de decidir instalarse.

Postura de los grupos «El Ayuntamiento no puede mantenerse en la ZALIA a cualquier precio, los gijoneses no pueden seguir pagando el pato de este engendro». A la petición de Xixón Sí Puede para que el Ayuntamiento abandone la ZALIA se sumó ayer el PP, que reclamó que el Ayuntamiento recupere el control urbanístico de los terrenos que no se vayan a desarrollar en las primeras fases para dar servicio a los vecinos de las parroquias gijonesas de San Andrés de los Tacones y Serín.

El concejal Pablo González, que espera que la formación morada lleve su propuesta al Pleno para tener oportunidad de «enriquecerla», defendió la negociación de una salida que contemple que si la sociedad tiene beneficios en el futuro, éstos reviertan en el Ayuntamiento y no suponga únicamente retirarse asumiendo deudas. González calificó de «globo sonda» los anuncios de que hay varias empresas interesadas en instalarse en un espacio que, recuerda, carece de accesos y suministro eléctrico. El diputado regional del PP Agustín Cuervas-Mons preguntará al consejero en la Junta sobre las pérdidas de la ZALIA (casi 11 millones en 2016).

IU y Ciudadanos rechazan tanto retirarse de la entidad como su disolución

Desde el grupo municipal de Ciudadanos se calificó ayer de «ocurrencia» proponer que el Ayuntamiento abandone de forma unilateral la ZALIA. «La única forma de hacerlo sería enajenar la totalidad de nuestras acciones en esta sociedad y para ello debería haber alguien interesado en comprarlas», apuntaron en la formación naranja. «Tampoco estamos de acuerdo con aquellos que proponen la disolución de esta sociedad para que sea la consejería la que se encargue directamente de la comercialización de sus parcelas, algo que tendría importantes inconvenientes desde un punto de vista jurídico dadas las restricciones legales que tendría la administración para poder comercializar directamente suelo industrial», apostillaron.

«Para nosotros el futuro de la ZALIA pasa porque todos los socios cumplan con sus compromisos de financiación, se redimensione su tamaño adaptándolo a las previsiones actuales, se supriman las restricciones en los terrenos afectados por sus fases de ampliación y se finalicen las infraestructuras pendientes, tanto los accesos como las subestaciones eléctricas», señalaron. Para Ciudadanos también resulta fundamental «intensificar la comercialización de su suelo para que así se pueda ir recuperando el capital municipal prestado a la sociedad ya que la mayor parte de dinero municipal ha sido en base a los préstamos concedidos a la sociedad».

IU mantiene un criterio diferenciado respecto a Xixón Sí Puede en relación con la zona logística. Su portavoz, Aurelio Martín, opinó que «no parece que sea el momento de bajarse del barco justo cuando varias empresas se interesan por adquirir suelo». «Otra cosa sería pedir más corresponsabilidad financiera a los dos puertos», indicó el edil, quien puso de relieve que «no estamos hablando de un polígono industrial sin más, sino de una zona logística». El PSOE declinó ayer pronunciarse sobre este tema, pero está claro que nunca votará en contra de algo que pueda dañar los intereses del Gobierno regional de su partido.

Más

La oposición critica la ausencia de negociación sobre el plan financiero

Fuente:
El Comercio digital