La sociedad aún no ha sacado a la venta las parcelas por las que esperan dos empresas, pese a la necesidad de reducir su deuda

"En la Zalia Gijón tiene un problemón. Nos debe preocupar hoy como resolver la Zalia. No las parcelas, me refiero a Zalia S.A.. Y ese problemón está encima de la mesa". El primer teniente de alcalde y edil de urbanismo, Fernando Couto, lanzó ayer este mensaje de alarma en referencia a la situación económica por la que atraviesa la sociedad constituida por Principado, los puertos y los ayuntamientos de Gijón y Avilés, cuyas deudas se acrecentan año a año por los gastos financieros y las sentencias favorables a los expropiados, mientras la sociedad no acaba de agilizar los trámites para poner en venta varias de sus parcelas.

La Zalia sólo tiene vendida una parcela de 4.500 metros cuadrados a la patronal del transporte Asetra, comprometida desde sus inicios con el proyecto logístico. La venta de las primeras parcelas a empresas privadas podría producirse en breve. Norsider ha presentado una propuesta para adquirir cerca de 25.000 metros cuadrados. Para sacar a la venta las parcelas solicitadas la Zalia ha encargado una tasación. Norsider tiene interés por asentarse en la Zalia y concentrar allí las actividades que sus empresas desarrollan ahora en el polígono de Somonte y en el de Tabaza (Carreño) donde la empresa del grupo Oxiplant utiliza naves en alquiler. No obstante, propietarios de suelo industrial en otras partes de Gijón y en otros municipios asturianos están tentando a Norsider, ofreciéndole alternativas, según indican fuentes empresariales.

Norsider no es la única empresa que está aguardando para instalarse en la Zalia. Otra sociedad también ha mostrado su interés por adquirir asentarse en la zona logística. De ahí que la Zalia vaya a subastar más parcelas que las solicitadas por Norsider. La situación es la misma en ambos casos, la subasta está pendiente de la aprobación de la nueva tasación de los terrenos de la zona logística, que ya habían sido previamente devaluados por la sociedad, ante la bajada de los precios del suelo industrial en los últimos años.

Sin gerente

La elevada deuda que soporta la Zalia, por encima de los 104 millones de euros, ha llevado a los socios de la Zalia a decidir que se amortice el puesto de gerente, que entre 2012 y el pasado 2 de marzo había desempeñado Manuel Díaz Abella. La gestión de la zona logística volverá a manos de la Autoridad Portuaria de Gijón, como ya ocurriera durante nueve meses en 2012, durante el control de la sociedad por el gobierno autonómico de Foro Asturias.

La Zalia está evitando la bancarrota gracias a los créditos participativos concedidos por el Principado y el Ayuntamiento de Gijón, lo que en la práctica supone un traspaso de la deuda a estos últimos.

Fuente:
La Nueva España