Se ha colocado la primera piedra de las obras de la autovía entre La Lloreda y Veriña y se han adjudicado los trabajos para el proyecto de acceso a la Zalia. La Zalia acaba de evitar la disolución al alcanzar un acuerdo con el propietario de uno de los terrenos expropiados.

Los accesos al puerto de Gijón y a la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias, Zalia, han sido desbloqueados con la colocación por parte del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, de la primera piedra de las obras de la autovía entre La Lloreda y Veriña y la obtención de la declaración de impacto medioambiental para el vial de Jove, según recoge El Comercio.

Además, el Principado de Asturias ha adjudicado las actuaciones para completar el acceso a la Zalia por La Peñona. Todos los trabajos se llevarán a cabo de manera coordinada para facilitar el tránsito entre el puerto y las distintas zonas industriales.

El tramo de 3,5 kilómetros para convertir en autovía la carretera entre La Lloreda y Veriña requerirá una inversión de 43,7 millones de euros y se ejecutará en 39 meses, mientras que el vial de Jove cuenta con un presupuesto cercano a los 80 millones para completar 2,5 kilómetros. Finalmente, la conexión con la Zalia supondrá más de 16 millones de euros.

Además, Fomento tiene previsto acometer el Plan de Vías para la integración del ferrocarril en Gijón, que requiere un presupuesto total de 717,63 millones de euros, de los que el Ministerio se ha comprometido a aportar 585,96 mientras que el resto corresponderá, a partes iguales, a Principado y Ayuntamiento.

La Zalia está al borde de la liquidación

Por otro lado, conviene recordar que actualmente la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias se encuentra al borde de la liquidación. En esta sociedad de capital público participan la administración regional, el Puerto de Gijón, la Autoridad Portuaria de Avilés y los ayuntamientos de Gijón y Avilés.

Recientemente, logró evitar la disolución al alcanzar un acuerdo con el propietario de uno de los terrenos expropiados, al que debe 780.000 euros y ha pagado una parte para lograr que no exigiera la ejecución de la sentencia a su favor, tal y como indica La Nueva España.

No obstante, solamente tiene hasta finales de diciembre de 2017 para abonar el resto de la deuda, después de que Hacienda no haya respaldado su solicitud para la obtención de un crédito que permitiera hacer frente a las demás reclamaciones. De momento, Puertos del Estado tampoco ha aprobado la inversión que pretendía realizar la Autoridad Portuaria de Gijón en la sociedad.

Transporte marítimo Autoridades Portuarias

Fuente:
Cadena de suministro