El ministro recalca que la variante «va a estar lista esta legislatura» y recrimina «el empeño del Principado por no llevar el AVE a Asturias»

El ministro de Fomento no quiere dejar margen a sus críticos. Tras comprobar los reproches que desde el Principado, Podemos, IU y Ciudadanos se lanzaron el viernes a su promesa de acabar las obras de la variante de Pajares a finales de 2020, ayer optó por arremangarse y defender su calendario. «Los plazos que se dan desde el ministerio son plazos realistas y, técnicamente, acortarlos es imposible», explicó Íñigo de la Serna.

Fuente:
El Comercio digital