Los grandes ejes de transporte se han convertido en la clave de muchas actividades empresariales y, en consecuencia, en el punto de inflexión para la generación de empleo a gran escala en un mundo cada vez más global. La logística, como resumen de toda esa nueva política, es sinónimo de desarrollo y puede generar sinergias entre territorios por encima de los límites territoriales. Es lo que ocurre entre León y Asturias, como salida natural al mar de los productos de la provincia por costes y distancias y como vía de entrada a gran parte del mercado español y también Portugal de las mercancías que llegan al puerto de Gijón. Por eso, en la medida que los empresarios del Principado vean también esa misma oportunidad en León, ambos territorios tendrán mucho que decir en cuando a actividad logística se refiere.

La alianza de los últimos meses para exigir al Ministerio de Fomento medidas complementarias al Corredor Atlántico que parte de Aveiro y que discurre por Salamanca, Valladolid y Burgos camino de Hendaya, o la reivindicación para reabrir la línea marítima de El Musel a Nantes, en Francia, asientan unas bases sólidas de colaboración.

La relación económica viene de lejos entre ambos territorios. La Feria de Muestras de Gijón y la celebración del Día de León son un buen ejemplo de esa sintonía, aunque la presencia de los productos leoneses sea aún escasa. Asturias tiene en León un aliado natural. A la vista está y más lo estará en un mundo cada vez más globalizado.

Fuente:
Diario de León