La empresa castropolense entrega a un armador noruego un buque con grúa de apoyo a parques eólicos marinos en aguas inglesas

La firma castropolense Astilleros Gondán garantiza carga de trajo para todo 2018. El presidente de esta empresa familiar afincada en Figueras, Álvaro Platero, destacó ayer que ahora negocian nuevos contratos. La firma celebró la ceremonia de amadrinamiento de un barco de apoyo a parques eólicos marinos construido para un armador noruego, que estará operado por una compañía danesa y que tendrá como destino aguas inglesas.

El buque, de 81,1 metros de eslora y con capacidad para 60 tripulantes, tiene la particularidad de llevar integrada una pasarela y una grúa que garantizan la seguridad de la tripulación al margen de potenciales condiciones meteorológicas adversas. "La pasarela va hasta la plataforma eólica y si el barco se mueve, ésta permanece estable, como la grúa", destacó Platero, quien añadió que hay "muy pocos barcos" en el mundo con esta tecnología instalada.

El buque partió ayer con destino Gijón, donde realizará otras pruebas antes de poner rumbo a Reino Unido. Una vez hecha la entrega de este barco, la plantilla de Astilleros Gondán se centrará en el desarrollo de otra embarcación de similares características y para el mismo cliente, y de una más para Suecia.

Se estima que con la construcción de estos contratos (uno de ellos es el décimo tercero para la misma compañía de Noruega) la empresa tendrá carga de trabajo todo el año.

El astillero asturiano se vistió así ayer por la mañana de gala para celebrar la ceremonia de bautismo de otro barco que pasará a engrosar la larga lista de los construidos en la vertiente asturiana de la ría del Eo.

Álvaro Platero ayudó a la madrina, Rebeca Goff, de la compañía danesa, a estampar la botella de champán contra el casco del barco. Se trata de un acto festivo en el que no faltaron las gaitas ni las banderas de los países anfitriones: España, Noruega y Dinamarca. El himno de Asturias sonó de la mano de la banda de gaitas "El Penedón" de Castropol. A la cita, como ya es habitual, no faltó el propietario del armador, Johannes Ostensjo.

La construcción conecta al Occidente de Asturias con el desarrollo de tecnología punta para las plataformas que producen energía limpia.

Fuente:
La Nueva España