Los transportistas denuncian “la escasa visibilidad” de la red viaria en los presupuestos de Fomento, cuando el transporte por carretera sigue siendo el modo más utilizado. Astic ha señalado el sobrecoste en ciertas infraestructuras ferroviarias, como el túnel de Pertús.

La Asociación de Transporte Internacional por Carretera, Astic, ha mostrado su indignación por la decisión del Ministerio de Fomento de destinar al ferrocarril 4.471 millones de euros, la mitad de su presupuesto para 2017.

En este sentido, ha instado al Gobierno a reservar una partida mayor para la inversión y mantenimiento de la red viaria, ya que en los Presupuestos Generales, que han entrado en vigor recientemente, el montante destinado a la carretera no alcanza los 2.200 millones de euros, lo que supone un 23,7% del total.

Desde la Asociación denuncian /la escasa visibilidad/ de esta red cuando el transporte por carretera sigue siendo el modo de transporte más utilizado. De hecho, soporta más de un 95% del transporte de mercancías, mientras que la cuota del transporte ferroviario se sitúa por debajo del 4%.

Sin embargo, en lo referente a la construcción de obra nueva y a la conservación de carreteras, se han proyectado 1.913 millones de euros, un 60% menos que los 3.056 millones de euros para el ferrocarril. De este modo, el déficit acumulado en mantenimiento de las carreteras superará a finales de 2017 los 6.500 millones de euros.

Sobrecoste en infraestructuras ferroviarias

Astic ha señalado, además, el sobrecoste en ciertas infraestructuras del AVE, que en algunos casos /han quedado obsoletas sin ser terminadas/, como la variante de Pajares, que aún no tiene fecha de inauguración y cuyos sobrecostes ascienden a más de 3.000 millones de euros.

También han mencionado el túnel de Pertús como ejemplo de una /pésima gestión de los recursos del Estado/, ya que una infraestructura que ha costado 1.000 millones de euros, no ha logrado atraer suficiente tráfico para amortizar el precio de su construcción y ha llevado a acumular una deuda de 600 millones que tendrá que asumir el Gobierno.

Del mismo modo, el proyecto del anillo ferroviario de Málaga, cuyas obras comenzaron con un presupuesto de 360 millones de euros, tuvo que paralizarse al determinar la Comisión Europea que las ayudas concedidas a Adif no contribuían a un /objetivo de interés/ ni al desarrollo sostenible de Andalucía.

En consecuencia, desde la Asociación han querido hacer un llamamiento a las instituciones para poner en valor el transporte por carretera, que realiza una contribución al Estado de 7.000 millones de euros y es el modo más utilizado en España.

Administración

Fuente:
Cadena de suministro