El astillero Armón Gijón inició la semana pasada la construcción del buque factoría que le ha encargado la compañía islandesa HB Grandi. Se trata de un pesquero de altura que requerirá, en los momentos punta de trabajo, de la contratación de unos 600 profesionales. El inicio de la obra se ha retrasado dos meses, dado que estaba previsto que comenzara a mediados del pasado mes de septiembre.

El barco es un arrastrero congelador para la pesca de altura y su posterior procesamiento. El plazo para entregar el buque está pactado con el armador islandés para mediados de 2019.

El barco proyectado tiene 81,30 metros de eslora por 17 metros de manga y tendrá una capacidad para almacenar 1.000 toneladas de pescado congelado paletizado. Su capacidad de procesamiento y congelación será de 100 toneladas al día, además del procesamiento de otras 50 toneladas de restos de pescados para producir harina.

Armón formalizó el contrato con el armador islandés a principios del pasado mes de junio, tras un año de negociaciones, pactando un precio 44,33 millones de euros. El barco fue diseñado por Rolls-Royce, empresa que también diseñó el "Ramoen", el último pesquero de altura que construyó Armón Gijón, en esa ocasión para un armador noruego.

El barco encargado por HB Grandi sustituirá a uno de los tres arrastreros que tiene este armador en su flota, construidos entre 1988 y 1992. El astillero gijonés podría aspirar a conseguir nuevos contratos con HB Grandi a medida que continúe con la renovación de sus buques factorías. Armón también tiene contratada la construcción de un ferry para el grupo canario Armas.

Fuente:
La Nueva España