El senador advierte de que la medida afecta a la mayoría de las enmiendas del PSOE para Asturias, incluidos los 150 millones para minería

El PSOE acusa a PP y Ciudadanos de «cercenar» el debate parlamentario con una medida adoptada en la noche del pasado miércoles «nunca vista en la historia democrática», en palabras del senador Vicente Álvarez Areces, con la que se impediría que la mayoría de las enmiendas presentadas a los presupuestos generales lleguen incluso a debatirse. El acuerdo adoptado por la mesa de la comisión de presupuestos impide exactamente tramitar las enmiendas superiores a 15 millones de euros con cargo a la denominada sección 31 de los presupuestos generales del Estado y limita el debate a las inferiores a esta cantidad hasta alcanzar dicho importe. Esto significa que cerca de 4.000 de las 6.000 enmiendas que habían presentado los grupos de la oposición se queden en papel mojado.

«Es un criterio inédito en la historia democrática de este país», reprochó Areces, quien enmarca la iniciativa en una estrategia para «obstruir el debate parlamentario» por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, una vez superado el debate a la totalidad. El expresidente del Principado tildó la medida de «antidemocrática» y dijo ser un «atropello» por parte de PP y Ciudadanos, en contra de los criterios de “nueva política” que promueve el partido de Albert Rivera. A la espera de que «impere la cordura» y «se recapacite», el senador alertó de que esta decisión afecta a la mayoría de las enmiendas presentadas por el PSOE que implicaban una inyección de 547 millones para Asturias. Entre otras, aquellas que corresponden a inversiones para la variante ferroviaria de Pajares, los accesos al puerto de El Musel, o las obras de integración del ferrocarril en Gijón, así como a los 150 millones que el PSOE pedía para el carbón.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Gijón, José María Pérez, cifró en 31 millones la inversión prevista en las enmiendas del PSOE a los presupuestos generales para esta ciudad que ni tan siquiera llegarían a debatirse si el acuerdo adoptado en la mesa de la comisión de presupuestos prospera. “No hay nada más viejo en política que impedir el debate”, reprochó Pérez, que pidió a las agrupaciones locales de Foro, Ciudadanos y PP que se posicionen al respecto.

Fuente:
El Comercio digital