El incremento de producción de la siderúrgica pone a prueba la capacidad de descarga en la terminal de graneles sólidos

El aumento de la producción de la factoría asturiana de Arcelor tras el cierre de la vizcaína y el buen momento que vive el mercado del acero, con exportaciones de productos siderúrgicos que ahora llegan incluso a Gran Bretaña, han disparado el tráfico de mercancía general en El Musel, según explicaron a EL COMERCIO fuentes expertas. Los datos correspondientes al primer trimestre del año son sintomáticos, ya que el puerto gijonés ha experimentado un incremento de ese tipo de mercancía que se cifra en el 24,84%, frente a una media en el sistema portuario de tan solo el 3,19%.

Las fuentes consultadas indicaron que dicho crecimiento llega, en buena medida, de la mano de los productos siderúrgicos embarcados en ´convencional´, es decir, en barco exclusivo, que alguno de los últimos meses llegó a triplicar lo que se considera normal. Aunque Arcelor mueve también bastantes productos terminados en contenedores, los de carril, chapa y alambrón de trefilería utilizan barco charteado.

Fuente:
El Comercio digital